Pastel de espinacas y mi queso precioso al romero

quesoypastel2

¡Hola! Cuánto tiempo sin aparecer por aquí, ¡ay! Lo siento pero, entre unas cosas y otras, me lío y no me deslío. La verdad es que estoy más activa en mi Instagram… Si todavía no eres seguidor, ya puedes correr a hacerte. Búscame como @mesverde.

Bueno, pues para compensar, hoy os traigo dos recetas. Ya que esta noche tengo una cena en la mágica casa de una de mis frikiamigas y cada una de las que vamos se encarga de llevar algo, yo me he decidido por hacer uno de mis preciosos quesos y un mini pastel de espinacas.

Mi queso precioso al romero

Ingredientes:

  • 1 taza de anacardos (previamente remojados durante 8 horas)
  • 1/2 taza de Rejuvelac ó una pastilla de probióticos)
  • 1 C de Levadura Nutricional
  • 1 C zumo de limón
  • 1/4 c nuez moscada
  • 1/4 c sal del Himalaya
  • 1 ó 2 ramas de romero fresco

Preparación:

Tiramos el agua de remojo de los anacardos y los batimos con el Rejuvelac. Con una bolsa de gasa, filtramos bien y dejamos escurrir, a ser posible durante un buen rato, con algún peso encima ( yo puse una botella de 2,5l de agua). Una vez que esté bien escurrido, la leche sobrante la puedes especiar con vainilla y canela y reservar en el frigo para cuando te apetezca, está muy rica.

La pulpa la envolvemos bien en una gasa y la dejamos fermentar de 8 a 12 horas. Añadimos el resto de ingredientes y mezclamos todo muy bien. Lo ponemos en un molde (en este caso elegí uno cuadrado) o le damos forma con las manos, y al frigo. Mientras más días pasen, más sequito estará, y más rico. ¡No te olvides de darle la vuelta cada día, para que seque bien por todos lados!

quesoromero

Pastel de espinacas

Ingredientes:

  • 2 tazas de nueces
  • 2 tazas de espinacas picadas
  • 1/2 taza de anacardos remojados
  • 2 CC de lino molido
  • 1/4 taza de agua
  • una pizca de sal del Himalaya

Preparación:

Trituramos las nueces en un procesador y la masa resultante la ponemos en un molde forrado con papel de horno. Presionamos bien con los dedos para hacer la base, y también las paredes.

Batimos las espinacas, los anacardos, el agua, el lino y la sal. Que quede de fino como a ti te guste. Yo, en este caso, no lo hice demasiado fino porque quería una textura un poco más gruesa e incluso encontrar algún trocito del anacardo. Ponemos nuestro relleno en el molde, y al frigo, por lo menos durante media hora, antes de comer.

pastelespinacas

Dos recetas sencillísimas de preparar y llenas de nutrientes.

¡Asi de fácil es el Raw Food…!
Love Raw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *